Publicada en

Aprende a leer tus neumáticos

Para saber qué neumáticos serían equivalentes a los que tenemos ya instalados en el vehículo lo más seguro es recurrir a una calculadora equivalencia neumáticos. Introduciendo los códigos que hay impresos en nuestras ruedas tendríamos las equivalencias.

No obstante, es importante saber qué condiciones nos impone la ITV y también saber interpretar lo que significan estos códigos que hay en las ruedas para poder tener la completa seguridad de que estamos haciendo las cosas correctamente.

Condiciones del neumático

En la ITV nos avisan de que los neumáticos que se le pongan al coche deben de cumplir con los siguientes requisitos para poder pasar la inspección técnica:

Índice de capacidad de carga: las ruedas que se instalen tienen que tener un índice igual o superior al que tienen las que el vehículo lleva de serie.

Índice o código de velocidad: las ruedas que se instalen tienen que soportar una velocidad igual o superior a las que llevan de serie

Igual diámetro exterior: actualmente se acepta que puedan tener una diferencia del 3% tanto de más como de menos.

El perfil de llanta del nuevo neumático tiene que ser el mismo que el que viene de serie.

No puede implicar riesgo de interferencias con otras partes del vehículo.

Aprender a leer las ruedas

Para asegurarnos de que se cumplen todas estas condiciones es muy importante aprender a leer la información que viene impresa en los neumáticos. Por ejemplo, un neumático que ponga 205/55 R 16 102 H, ¿qué información nos está dando? ¿Qué neumáticos serían equivalentes?

205: Es el ancho del neumático expresado en milímetros. En este caso 205 mm.

55: Es el perfil de llanta y hace referencia a la relación en porcentaje entre la altura y el ancho. En este caso, un 55%.

16: Es el diámetro de la llanta expresado en pulgadas. En este caso, 16 pulgadas de ancho.

102: Es el índice de carga. En este caso nos dice que este neumático puede soportar un índice de 102, lo que equivale a 850 kg. Este índice puede variar en las ruedas nuevas, pero siempre debe de ser igual o superior a 102, nunca inferior.

H: Es el código de velocidad. En este caso nos dice que estos neumáticos pueden soportar un máximo de 210 km/h. Los nuevos neumáticos tendrán que ser, como mínimo, H. Pero pueden ponerse otros neumáticos que soporten velocidades más altas.